CORROMPE, QUE ALGO QUEDA

Vaya dos semanitas que llevamos. No hay día en el que no salte la liebre, en el que no estalle un caso nuevo de corrupción, otra vergüenza más que llevarnos a nuestra rutina diaria. Da la sensación, cada vez más, de que súbitamente las novelas de Francisco Casavella o Manuel Vázquez Montalbán hubieran decidido hacerse visibles -que no reales, porque existir lo han hecho siempre, sólo que bien escondidas bajo la alfombra institucional- y el resto del mundo asiste asombrado, como lo hacían los lectores, a un espectáculo grotesco, oscuro y que no parece tener fin.

Lee el artículo completo en La Réplica

Categorías Artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close