LEER O NO, ESA ES LA CUESTIÓN

El impacto que un libro tiene sobre un lector suele medirse con el paso del tiempo, que determina si la historia ha logrado calar en el recuerdo, si las palabras consiguen hacerse un hueco en ese archivo que muchas veces veta el acceso exterior. El poder de una novela, de un ensayo, de una obra de teatro… radica muchas veces en la propia capacidad de quien lee para dejar abiertas las puertas de su propia imaginación; en esa cuestión radica también la grandeza de la disparidad de opiniones, el interminable abanico de posibilidades que brinda la literatura para ser admirada y amada. Si no es por Dickens, puede ser por Dumas; si no amas por Dostoievski puedes hacerlo por Tólstoi; si no te marca Brönte, puede conseguirlo Wharton…

Hoy en día la forma clásica de la literatura parece haberse desdibujado un poco. El auge de las nuevas formas de comunicación, así como un cambio en las nuevas generaciones de sus preferencias ha hecho que la lectura haya pasado a un segundo plano, siempre y cuando entendamos el leer como un acto solitario en el que nos enfrentamos a una obra con la única ayuda de nuestro raciocinio. Sin desviarnos demasiado del tema, también cabe señalar que ese pequeño instante de soledad es muy necesario para forjar un carácter individual que hará de nosotros personas independientes, con pensamiento propio y capaz de resistirse a las modas de una forma voluntaria. La lectura, entre otras cosas, te dota de esas herramientas.

Volvemos a lo importante: leer. En la tranquilidad de nuestra única y propia presencia. Nada de foros, nada de redes sociales: sólo tú y el libro. Cada vez resulta más difícil ver eso, si bien hay muchos estudios que dicen que los jóvenes leen más que antes, un dato que al mismo tiempo se matizan esas cifras asegurando que el número de lectores es menor, aunque leen en mayor cantidad. Por tanto, sí, en números totales cada vez se lee menos. Y es una lástima, porque pocas cosas consiguen remover tanto por dentro como la literatura.

Artículo completo en La piedra de Sísifo.

Categorías Artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close